Smart home: ¿qué es una casa inteligente? y ¿cuáles son sus ventajas?

En una casa inteligente los electrodomésticos y los sistemas de climatización, ventilación, iluminación, además de los sistemas de audio y vídeo o los de seguridad se pueden comunicar entre sí y pueden ser controlados de forma remota desde cualquier lugar con un ordenador o teléfono móvil a través de internet.

Estos sistemas domóticos integrados, junto a otros dispositivos de medición y control como sensores de humedad, sondas de calidad del aire, etc. pueden convertir nuestra vivienda en un hogar digital preparado para contribuir a la conservación de los recursos limitados de nuestro planeta controlando el consumo de los sistemas de climatización, iluminación e incluso del consumo de agua.

En la actualidad, muchos de los controladores domésticos tienen sistemas de monitoreo incorporados mediante los cuales calculan y registran el uso de todos los dispositivos conectados, lo que proporciona al propietario de la vivienda un mayor conocimiento e información para realizar cambios en función de las necesidades de cada momento.

Beneficios de una Smart Home o Casa Inteligente

Las llamadas casas inteligentes aprovechan la tecnología de automatización y las técnicas de construcción modernas para brindar a los propietarios un nuevo nivel de control. Las casas inteligentes pueden construirse desde cero con la automatización como un objetivo clave de diseño, o construirse a partir de renovación o rehabilitación integral.

En ambos casos, las casas inteligentes ofrecen varias ventajas sobre las casas convencionales:

Comodidad

La comodidad es una de las razones más importantes por las que las personas construyen y compran casas inteligentes. Estas casas brindan a sus usuarios acceso remoto a todos los sistemas y equipos que forman parte de las instalaciones incluyendo calefacción y refrigeración, ventilación, intercomunicadores, música y dispositivos multimedia en toda la casa.

Seguridad

Las casas inteligentes incluyen sistemas de seguridad avanzados con cámaras, sensores de movimiento y en algunos casos, un enlace a la estación de policía local o una compañía de seguridad privada. Las casas inteligentes también pueden usar tarjetas de acceso o identificación de huellas dactilares en lugar de cerraduras convencionales, lo que dificulta la entrada de cualquier persona ajena a la vivienda.

Mayor accesibilidad

Para los residentes ancianos o discapacitados, una casa inteligente puede contar con tecnologías de accesibilidad. Los sistemas de comando por voz pueden controlar luces, cerrar puertas, operar un teléfono o usar una computadora. La automatización del hogar permite que una persona establezca un horario para las tareas automáticas, como regar el césped, eliminando la necesidad de realizar estas tareas que requieren mucha mano de obra de forma regular.

Eficiencia energética

Las casas inteligentes ofrecen una mayor eficiencia energética. Los sistemas de iluminación de una estancia o habitación pueden controlarse de forma automática para su encendido y apagado mediante detectores de presencia y los sistemas de climatización pueden dirigirse o programarse de forma automática o remota en función de las necesidades y confort de los usuarios de la vivienda.

Existen además hoy en día, sistemas de demanda controlada de ventilación y/o de recuperación de calor de diseñados para proporcionar a los ocupantes de una vivienda o edificio la cantidad adecuada de caudal de aire cuando y donde sea necesario de forma automática, contribuyendo mantener un ambiente de mayor salubridad del ambiente interior controlando el consumo de energía.

Todas estas funciones automatizadas, junto con los electrodomésticos modernos y energéticamente eficientes, se combinan para ahorrar electricidad, agua y gas natural, lo que reduce la presión sobre los recursos naturales y reducen considerablemente las facturas energéticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *